6 comportamientos que te ayudarán a entender mejor a tu gato

Comportamiento gatos

Compartir en:

Los gatos son animales misteriosos por naturaleza, son pasivos, silenciosos y tienen un caracter que marca la diferencia. Sin embargo, son mascotas que dan tranquilidad a tu hogar, independientes y decididos. 

Sabemos que a veces te cuesta un poco entender algunas de sus actitudes, y por eso, hoy queremos compartir contigo 6 comportamientos que van a facilitar mucho tu relación con ellos. Así, que lee con atención: 

1. Comportamiento de atención

Los gatos son cazadores por naturaleza, y dicha actividad requiere de una atención exhaustiva. Gracias a esto, tu pequeño es capaz de estar horas pendiente de algo que le parece llamativo, todo con el fin de entender qué es lo que sucede. 

En momentos de atención, es común que tu gato: 

  • Abra los ojos y contraiga sus pupilas.
  • Las orejas y bigotes se ubican hacia adelante y su cuerpo está de frente al objeto de análisis. 
  • La cola se mantendrá baja. 

Mantente alerta a este tipo de comportamientos, tu gato puede estar viendo algo que es desapercibido para ti y a lo cual debes prestarle atención, por ejemplo, insectos venenosos. 

 

2. Comportamiento de felicidad

Es el estado ideal, el que más disfrutas y durante el cual puedes pasar más tiempo con él. Un gato feliz pide amor en exceso, y es aquí donde debes estar presente para brindarle todo el cariño que se merece. 

Cuando está feliz, seguramente tu gato: 

  • Está entre dormido o con los ojos entreabiertos, pareciera como si le pesaran los párpados. 
  • Parpadea muy lentamente (intenta imitarlo y verás cómo se sentirá identificado contigo).
  • La cola permanece quieta. 
  • Si lo acaricias, cerrará sus ojos y empezará a ronronear. 

Un gato feliz te permite estar más cerca de él y establecer una conexión más real, de esta manera se creen lazos duraderos que permiten un ambiente de armonía. 

3. Comportamiento ansioso

Los gatos son sensibles desde pequeños y necesitan tiempo para entender los cambios. Sin embargo, el hecho de que tú entiendas cómo se comporta tu gato cuando está ansioso, te permitirá ayudarlo de una mejor manera o simplemente darle el espacio que necesita. 

La ansiedad en un felino se caracteriza por: 

  • Los ojos estarán completamente abiertos y sus pupilas redondas. 
  • Las orejas empezarán a girar, como si estuviera buscando algún tipo de sonido. 
  • Agachará su cabeza y sus bigotes se pondrán hacia el piso, además contraerá todo su cuerpo. 
  • Puede tener la cola quieta o mover lentamente la punta de un lado a otro. 

Para que un gato logre salir de un estado de ansiedad debido a un cambio, puede tardar hasta 3 días. 

 

4. Comportamiento de frustración 

La frustración en un gato puede darse por una situación concreta que se sale de sus manos y ante la cual quiera obtener una respuesta inmediata. Por ejemplo, ganas de cazar, de tener su juguete favorito o de que le des comida. 

En estos momentos, es común que tu pequeño peludo: 

  • Enfocará su atención en aquello que le produce frustración. 
  • Los ojos los tendrá dilatados, las orejas y los bigotes hacia adelante.
  • Caminará con impaciencia de un lugar a otro hasta conseguir su objetivo.

Debes tener cuidado en este punto, pues si el motivo de frustración es realmente grande, podría convertirse en depresión y es aquí donde debes buscar ayuda para encontrar una solución. 

Así que si notas que el comportamiento se mantiene por un tiempo prolongado, asesórate y ayuda a tu peludo a salir de este mal momento. Recuerda que en Laika tenemos visitas veterinarias domiciliarias para que tu mascota sea debidamente revisada. 

5. Comportamiento de enfado

Si tu gato muestra un comportamiento colérico, debes estar muy alerta. Evita provocar su enfado: no lo mires fijamente ni le grites, no hagas movimientos bruscos ni intentes tocarlo ni calmarlo, ya que puede interpretar esto como un gesto amenazador y atacarte.

Cuando tu gato está enojado: 

  • Su cola estará completamente rígida y enroscada. 
  • Se hará más grande, erizará su pelo y pondrá las patas completamente estiradas para parecer más grande. 
  • Las orejas estarán tensas y replegadas hacia atrás, y los bigotes estarán rígidos y alejados de la cara.
  • La mirada será penetrante y las pupilas estarán dilatadas. 

El enojo puede hacer que te ataque, por eso, cuando veas que pasa por este momento, lo mejor es que lo dejes solo y esperar a que le pase, apenas lo haga, de seguro te buscará para que lo consientas. 

 

6. Comportamiento de alivio

Cuando tu gato está enfadado, ansioso o frustrado y siente que la amenaza ha pasado y empezará a buscar su estado normal, a hallar de nuevo el equilibrio. 

En este momento de seguro tu felino: 

  • Puede estirar todo el cuerpo para quitarse la tensión. 
  • Sus ojos, su pelaje, su cola, sus orejas y bigotes van volviendo a la normalidad, tú más que nadie debe saber lo que esto significa. 
  • Puede bostezar, asearse, empezar a entre abrir los ojos en señal de alivio.

Conocer el por qué y el cómo se manifiestan cada una de las acciones de tu mascota felina, te ayudará evitar ciertos momentos o a estimular otros, todo con el fin de brindarle tranquilidad dentro de tu hogar. 

Así que si tu mascota pasa por alguno de estos momentos, no te inmiscuyas a menos que sientas que se encuentra realmente el peligro. Él cuando se sienta mejor, buscará de nuevo tu ayuda y tu afecto para sentirse completamente tranquilo.

Artículos Relacionados

Menú de cierre