¿Cómo hacer que tu gato se adapte a un nuevo hogar?

adaptación gatos

Compartir en:

Hacer parte de una familia implica cambiar y renovarse en diferentes momentos. Las mascotas, en especial los gatos, son más susceptibles a los cambios y tardan un poco más de tiempo en asimilar su nueva realidad y adaptarse a nuevos espacios y personas. 

Hoy queremos enfocar este artículo en los comportamientos que vas a notar en tu gato mientras se acomoda a una nueva casa. Recuerda que a pesar de que estés a su lado, ellos asemejan todo de una manera diferente, para ellos es importante sentir que ese espacio es suyo y que lo conocen por completo: 

1- Permítele explorar 

Al llegar al nuevo domicilio, es normal que tu gato desaparezca por largos ratos en casa, el motivo es sencillo: está conociendo su nuevo espacio y como buen observador, no puede dejar pasar ningún rincón. No lo limites, deja que haga su exploración con tranquilidad, poco a poco irá regresando a la normalidad. 

 

2- Dale continuidad a rutinas anteriores

Nueva casa no significa grandes cambios, evita al máximo hacer alteraciones a su rutina, dale su comida a la misma hora y en las mismas cantidades, juega con él o con ella en las horas que hayas podido establecer anteriormente. De esta manera, tu pequeño peludo  se irá sintiendo poco a poco de nuevo en casa. 

 

3- ¿Qué tan segura es tu nueva casa?

Antes de mudarte, haz una revisión exhaustiva a tu nuevo espacio, analiza qué tan seguro será este lugar para tu mascota y haz todo lo posible por solucionar esos posibles puntos de fuga desde el principio, de esta manera, estamos seguros, te evitarás muchos dolores de cabeza.

 

4- Define un espacio para sus objetos personales 

Desde el inicio, muéstrale cuál es su territorio seguro y cuáles serán los puntos donde tendrá su arenera y su comida, de esta forma él podrá interpretar que llegará allí para quedarse y que puede sentirse tranquilo porque hace parte de esta nueva fase. 

 

5- Dale tiempo

Los cambios tardan tiempo en aceptarse, no te extrañes si tu gato pasan los días y sigue teniendo comportamientos que demuestren miedo o temor, todo hace parte del período de adaptación que necesita hacer para familiarizarse con su nuevo entorno. 

Durante el traslado, es importante que tengas en cuenta los siguientes aspectos que garanticen el bienestar de tu mascota:

  • Transporte: no lo lleves en el carro donde va a mudanza, llévalo en un espacio donde él pueda estar tranquilo y seguro. Si tu gato es muy nervioso, consulta con tu veterinario qué puedes darle durante el trayecto para tranquilizarlo un poco. 
  • Alimentación: dale comida hasta 3 horas antes de la mudanza, evita hacerlo minutos antes de trasladarte porque pueden producirse nauseas en el trayecto y haría un poco más traumático el proceso. 
  • Hidrátalo: si el viaje es muy largo, es importante que realices paradas estratégicas donde le des un poco de agua, y en caso de ser necesario, alguna galleta que le permita continuar el viaje con la energía necesaria. 
  • Tranquilidad: si estás saliendo de tu antigua vivienda, enciérralo en una habitación donde esté un poco alejado de toda esta fase inicial de recoger cajas y bolsas, de esta manera evitas que sea pisado o que se desaparezca entre tanto movimiento, pues no podrás estar 100% pendiente de él. 
  • Esencias Florales: existen esencias naturales florales que pueden ayudar a tu gato a que se adapte a su nuevo hogar, hay variedad para muchas razones, pero en esta en particular existe una que se llama “adaptabilidad” perfecta para el cambio de casa, las puedes conseguir en nuestra plataforma.

Hay algo que siempre debes tener presente: si durante o después del cambio tu gato manifiesta cambios que te causen algún tipo de alarma, es necesario que busques ayuda de un veterinario que te ayude a tomar medidas al respecto. 

En Laika contamos con un equipo de especialistas que serán tus mejores aliados en la crianza de tus mascotas, puedes agendar tu cita desde nuestra App o haciendo clic en el siguiente botón

No olvides que en Laika puedes agendar consulta domiciliaria, así puedes proteger aún más a tu mascota, evitando desplazamientos que puedan causarle estrés y ansiedad. 

Artículos Relacionados

Menú de cierre