Síguenos en nuestras redes sociales

Laika Blog / Nutrición  / Guía para cambiarle el alimento a tu mascota

Guía para cambiarle el alimento a tu mascota

En ocasiones será necesario cambiarle el alimento a tu mascota debido a factores como la transición entre las etapas de su vida o nuevas necesidades de nutrición, vinculadas con alguna cuestión de salud, como podrían ser las alergias o problemas digestivos.

 

Sin importar cuál sea el caso, lo mejor es consultar a un veterinario para saber qué producto responde mejor a sus necesidades y cómo deberá ser su rutina a partir del cambio de alimento.

 

Para ayudarte en el proceso, en este artículo te daremos algunos tips para que tu mascota se adapte rápidamente y obtenga los beneficios nutricionales y de salud que se esperan de esta medida.

 

 

¿Qué pasa si le cambio el alimento a mi perro?

 

En principio, tu mascota no debería presentar una reacción adversa si se siguen los pasos recomendados:

 

  • El proceso deberá ser paulatino (desarrollándose a lo largo de algunos días) a menos de que lo que se esté tratando sea una alergia alimentaria.
  • Durante los primeros días, la proporción de alimento deberá ser de un 25% del nuevo y un 75% del anterior. Luego de un par de días, si la reacción de tu mascota es positiva, puedes ofrecerle el alimento en una proporción del 50% y 50%.
  •  Transcurridos seis días, puedes alterar la proporción ofreciéndole un 75% del nuevo alimento y un 25% del anterior.
  • Al séptimo día, y si todo va bien con su salud, la idea es que solo coma de su nuevo alimento.

 

Aunque no observes alguna reacción adversa, es posible que a tu mascota le tome tiempo adaptarse, por lo que es aconsejable seguir con la nueva alimentación dos meses más hasta que se acostumbre al sabor y a la consistencia. Con este propósito es útil mantener su rutina de alimentación respetando el espacio, los horarios y la porción habitual de alimento.

 

 

¿Cada cuánto le puedo cambiar la comida a mi perro?

 

No existe un plazo específico, pero hay circunstancias que indican la necesidad del cambio. Entre ellas, destacan las siguientes:

 

 

1. La edad

 

Un perro adulto mayor (dependiendo de la raza, la edad en que comienza esta etapa cambia) necesita de una alimentación enriquecida en nutrientes, que le permita enfrentar los cambios que experimentará durante este periodo, por ejemplo:

 

  • Una menor densidad muscular y aumento de la grasa corporal.
  • Movilidad limitada.
  • Aumento de peso.
  • Pelaje opaco y menos espeso.
  • Hocico entrecano.
  • Necesidad de fortalecer el sistema inmunológico.
  • Menor capacidad para la absorción de nutrientes.
  • Disminución de la visión, la audición y el sentido del gusto.
  • Agilidad mental reducida.

 

 

2. Ciertas condiciones médicas

 

Las alergias y sensibilidades pueden presentar diferentes síntomas, como erupciones cutáneas, sarpullidos, vómito, letargo y decaimiento.

 

En esta situación, solo el veterinario podrá responder a la pregunta: “¿Cada cuánto le puedo cambiar la comida a mi perro?” y determinar el tipo de producto que será adecuado.

 

Otros motivos para cambiarle el alimento a tu mascota son el sobrepeso y los problemas digestivos. En el primer caso, además de buscar opciones con un menor aporte calórico, para perros más sedentarios, es importante iniciar una rutina de caminata con tu compañero canino.

 

Por otro lado, si después de un tiempo tu mascota presenta dificultad para digerir el alimento acostumbrado, lo que se recomienda es buscar croquetas bajas en carbohidratos, y con proteínas.

 

 

3. Gestación y lactancia

 

Durante estos periodos, tu perrita necesitará mucha energía y un gran aporte de proteínas de buena calidad. Es por eso que algunos veterinarios aconsejan alimentarla con comida para cachorros, que puede garantizar este tipo de aporte nutricional. Además, considera que en esta etapa, tu mascota deberá aumentar su ingesta de nutrientes.

 

 

4. Rechaza sus croquetas de siempre

 

Antes de preguntarte: “¿Qué pasa si le cambio el alimento a mi perro?”, ten en cuenta que esto puede obedecer a la falta de variedad en su alimentación, por lo que disminuir la cantidad acostumbrada y agregar un poco de alimento enlatado para perros, puede ayudarle a recuperar el gusto por la hora de comer. Otra buena idea es darle croquetas con un sabor diferente. En Besties concentrado, besties comida para perros, encontrarás diversas opciones que seguro le encantarán.

 

 

Cambio de alimento en cachorros

 

Los cachorros recién nacidos deben tomar leche materna hasta los 45 días, pero la transición hacia la ingesta de otros alimentos puede comenzar desde los 20 días, alternando con papillas.

 

A partir de los dos meses, puedes incluir croquetas, siempre que estén indicadas por un veterinario. Pero si notas que les cuesta comer, puedes agregar un poco de agua para facilitar el cambio de alimento en cachorros.

 

 

Le cambié el alimento a mi gato y no quiere comer

 

En el caso de los gatos, las causas por las que no aceptan el alimento pueden estar más relacionadas con el gusto.

 

Un dato curioso es que, al ser carnívoros estrictos, los felinos suelen rechazar cualquier alimento que no sea de origen animal. En este sentido, nuestra recomendación es elegir opciones como Besties alimento para gatos, un producto elaborado con proteína de excelente calidad.

 

Al igual que en el caso de los perros, una de las causas de la falta de apetito es que el cambio haya sido abrupto, de manera que la recomendación de variar paulatinamente el porcentaje de alimento habitual y del nuevo, también es efectiva tratándose de gatos.

 

Otra posibilidad es que estés colocando su plato en un espacio que resulte incómodo para tu mascota. Por ejemplo, a un costado de la lavadora, donde el ruido del centrifugado le esté provocando ansiedad, o junto al arenero, pues se sabe que los felinos no suelen comer cerca del lugar donde dejan sus deposiciones.

 

También puede ocurrir que tu gato esté experimentando estrés; algo común cuando ha habido un cambio de casa, de rutina o cuando han llegado otras mascotas a la familia.

 

Así que si estás pensando: “Le cambié el alimento a mi gato y no quiere comer”, debes saber que siempre está la posibilidad de que ocurra esta situación y que muchas veces la causa no será motivo de preocupación.

 

Una buena medida para tratar de corregir esta conducta es servirle a tu gato la comida tibia, en pequeñas cantidades y varias veces al día, además de mezclar las croquetas con alimento de lata para gatos.

 

Sin embargo, debes prestar atención cuando han pasado más de 24 horas y tu gato sigue rechazando la comida. Lo anterior puede indicar una condición de salud grave, por lo que debes llevarlo al veterinario de inmediato.

 

 

¿Cuánto dura la diarrea por cambio de alimento en gatos?

 

Más que saber cuánto dura la diarrea por cambio de alimento en gatos, hay que tomar en cuenta que si este síntoma persiste durante el día, es una clara señal de emergencia y también será necesario llevarlo al veterinario.

 

Lo más probable es que el veterinario le prescriba medicamentos, rehidratación, le solicite exámenes y te indique procurarle una dieta especial para su condición de salud.

 

En Laika apoyamos el cuidado de tu mascota con una variedad de alimentos en la que seguro encontrarás la opción que se adapte a sus necesidades nutricionales. Visítanos y asegura su calidad de vida.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

logo 2000 x 2000_Mesa de trabajo 1

Usamos cookies personalizadas para que puedas tener una experiencia de usuario agradable, si quieres saber más sobre nuestras politicas de cookies, puedes visitar nuestra página de Política de Privacidad